En una de nuestras producciones, en concreto en Lluvia del Norte, 2011 de Leonor Miró, Hakima Naji, activista histórica del movimiento feminista marroquí, nos recordó que nombrar con nombres y apellidos es poner en valor. Así lo pienso yo también.  

En realidad todo se remonta a la escuela de cine CECC y a unos años, entre 1990 y 1995, en los que un grupo de amigos y amigas nos encontramos para, entre otras muchas experiencias vitales y proyectos, generar y crear la asociación Grup Cinema de l'Ateneu. En aquella asociación estuvimos, en un primer momento, Germán Balart, Leonor Miró, Carlos M. Ferrandiz, Isabel Castella, Antonio Lorenzo y un servidor; además de hacer proyecciones en el Ateneu de Cerdanyola, nos compramos también una cámara de 16mm Arri  BL, un micro Sennheiser 416, un travelling de los años cincuenta, unos cuantos focos antiguos y varios trípodes. Enseguida, desde la vocación y la mayor de las ilusiones, con aquel material comprado de segunda mano, nos pusimos a filmar infinidad de historias y, de hecho,  con parte de esa gente y desde el apoyo de la asociación, surgió mi opera prima Fuente Álamo, la caricia del tiempo, cuyo rodaje se inició en 1996 gracias, también, a una ayuda que el guión recibió en el festival de L' Alternativa  en su edición de 1995 y a la colaboración de Salto de Eje

Poco después, en noviembre de 1998 y en paralelo a la creación de esa primera película, cofundé Producciones Doble Banda, junto a Albert Espel y Paco Jodar pero, siempre, manteniendo un vínculo muy estrecho y muy activo, tanto con la gente, como con la filosofía de la asociación Grup Cinema del Ateneu de Cerdanyola. Tanto es así, que a los pocos años y en su etapa más longeva, del 2001 al 2017, Producciones Doble Banda, en un cambio de aires, pasó a estar formada por Yolanda Olmos, Leonor Miró, Verònica Font, Isabel Castella y el que suscribe. 

Así pues, por fundirse en parte con la asociación primigenia, por su continuidad en el tiempo y  por la cantidad de producciones realizadas, es principalmente a la mirada y al esfuerzo de las personas de esta segunda etapa, a las que Producciones Doble Banda les debe su esencia y su sello.

Son muchas las producciones y aventuras de aquellos años. Solo por citar algunas, con Entrepueblos, una asociación con la que siempre hemos tenido un vinculo muy estrecho, surgieron trabajos imprescindibles como Vos, que sos mi hermana, 2001 y Shorok, 2007 de Yolanda Olmos o la ya citada Lluvia del Norte, 2011 de Leonor Miró... También rodamos Humans a Venta Micena, 2007 de Germán Balart y nos enamoramos de toda la familia Gibert o Kilian Jornet, el comptador de llacs, 2013 de Verónica Font en la que con Kilian y con Eduard subimos hasta cotas impensable para nosotros... Aquí puedes navegar y encontrar casi todas nuestras producciones y aquí la mayoría se pueden ver en diversas plataformas, libres o de pago. 

Actualmente y desde enero de 2019, con toda la experiencia acumulada y ese intenso camino andado, ya en solitario, inicio una tercera etapa empresarial en la que he adquirido toda la responsabilidad de la empresa pero sabiendo que con ellas, Yolanda, Leonor, Verónica e Isabel, seguirán existiendo muchas colaboraciones futuras, entre otras cosas por la mirada que nos une, pero también porque han sido mas de 20 años de relación empresarial, laboral y de profunda amistad. 

Pau García Pérez de Lara

La productora (Fragmento extraído de la web original)

Nuestro origen y nuestra esencia como empresa viene dado por la unión de un grupo de personas, con ideas afines en lo que se refiere al sentir del cine y vinculadas también por la amistad, que, desde 1998, dedicamos una buena parte de nuestras vidas a hacer y producir películas.

En estos más de 20 años de cine y experiencia siempre tratamos de trabajar de forma cooperativa, tomando las decisiones de forma consensuada e intentando favorecer y enriquecer tanto nuestro desarrollo personal como de equipo.

Cada una de nuestras películas son, en si mismas, una forma de hacer y de pensar el cine, una forma de hacer y de pensar la vida; trabajos íntimamente ligados a nuestra mirada que dicen mucho de nosotros mismos y de nuestro respeto hacia aquello que filmamos, hacia los equipos que lo hacen posible y hacia las personas que nos miran.

En Nicaragua durante el rodaje de 'Vos, que sos mi hermana' (Yolanda Olmos, 2001). De izq. a dcha.: Leonor Miró, Coquito (protagonista del documental); Yolanda Olmos, Nestor (amigo, conductor y técnico Nicaragüense que nos salvó de muchos apuros); Verònica Font y Pablo García.

Quienes somos

Leonor Miró

Como dijo Menna Fité un amigo y colaborador incondicional de Doble Banda "Por qué será que después de cada rodaje te olvidas de lo mal que lo has pasado y sólo recuerdas las cosas buenas...Es una putada porque eso hace que siempre acabes picando de nuevo" ¡Pues eso!

Verònica Font

"...mi curiosidad hacia el montaje y el sonido son las que me llevan a la escuela de cine. La emoción y pasión que siento por este arte, crece a través de las personas que conozco allí. Tras los años, de manera suave pero constante en cada proyecto, me voy sumando a la ilusión de la productora, a una manera de trabajar y a una manera de mirar, y aunque el camino es duro, las ganas de seguir emocionándome con nuestros proyectos están intactas."

Yolanda Olmos

 

El otro día alguien me dijo que nuestro trabajo, mejor dicho el cine, no era imprescindible para vivir, y que por esa razón nunca saldríamos de las trincheras (en las que a menudo se está muy calentito con amigos que hablan durante horas de historias imposibles) no supe que decir, pero me encendí un cigarrillo en plano corto y en plano subjetivo leí “fumar mata”, en plano general me fui a casa pensando:-me estoy matando por partida doble. 

 

Pau García:

 

"... incluso antes de dirigir en 1996 mi primer largometraje, “Fuente Álamo, la caricia del tiempo”,  ya tenía la necesidad de hacer un cine personal e independiente.

Curiosamente, todos mis primeros proyectos los hice  con la ayuda de equipos humanos relativamente numerosos.

Últimamente, con el paso del tiempo, he ido puliendo mi forma de mirar y de hacer, hasta conseguir acercar el proceso creativo a esa independencia casi absoluta más propia del escritor o el pintor. Desde hace algún tiempo y gracias, también, a la evolución de las tecnologías me siento ya muy cerca del bolígrafo y del pincel."

©2020 por Producciones Doble Banda. Creada con Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now